domingo, 18 de septiembre de 2011

Bolsa e intervención.

Hola a tod@s:

Hace mucho que no escribo sinceramente porque no encontraba nada interesante para contar, nada nuevo. Pero últimamente hay algo que me molesta y me inquieta, los vaivenes de la bolsa. Resulta que cada vez que sale Merkel, Sarkozy o Trichet y si lo sumamos a la manipulación periodística, la bolsa sufre.

Pongamos como ejemplo el debate sobre Grecia: Hoy Merkel se levanta pesimista y dice -Grecia se hunde- y nuestra bolsa se hunde, mañana se levanta optimista (después de una noche apasionada y con cigarrillo en mano) y dice -Grecia tiene amplias perspectivas de crecimiento...- y nuestra bolsa sube. Todo esto provoca otros efectos como la variabilidad de la prima de riesgo (que curiosamente se referencia a un activo financiero alemán). En resumen un discurso optimista de un líder de un país con poder como Alemania puede manejar perfectamente las tendencias especulativas de nuestros mercados financieros y lo que conlleva a la falta de confianza en el inversor, especialmente del pequeño ya que ni siquiera los analistas expertos aciertan con una probabilidad "decente".
En ningún momento quiero criticar el liderazgo alemán de hecho es necesario, ya sea por su reputación, por la preparación de su gabinete o por el espíritu de trabajo que llevan los alemanes en su sangre. 

El problema real se encuentra en la incompetencia de los medios de comunicación que no saben transmitir bien y les gusta el sensacionalismo; pero como a ellos no se les puede intervenir (sería una dictadura) habrá que medio-intervenir los mercados. 

Ahora es cuando querido lector pones el grito en el cielo.

Yo siempre he creído (y creo) en el libre mercado, pero con conocimiento y ética. 

Obviamente últimamente algo falla: si algún líder se equivoca en su discurso (TODOS nos equivocamos) o se mal interpreta, las pérdidas pueden ser catastróficas.

La medida sólo consiste en limitar de forma temporal las variaciones intradía de la bolsa hasta que la economía se restablezca. Esto no supondrá nada malo para el inversor ya que muchísimas empresas (sobre todo bancos) cotizan por debajo de su valor real.

Un último consejo  a los no-expertos: invertir en renta fija y sin riesgo, no os fiéis de los análisis técnicos, y de los fundamentales sólo de empresas recientemente auditadas.

Un abrazo,




Otto F. Wagner

Licencia de Creative Commons
NEGOCINESS by OTTO WAGNER is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.